Laia Pascual
01 Ago 2022
15 minutos

Nutrición y estimulación ovárica

Cuando estamos en un proceso de estimulación ovárica es interesante potenciar los alimentos antioxidantes y antiinflamatorios.

Para entender cómo acompañar los procesos de estimulación ovárica a través de la nutrición, Laia Pascual, nutricionista especializada en salud hormonal, nos da algunos consejos.

Image
nutricion fiv

La dieta por excelencia en procesos de estimulación ovárica

Es importante mencionar que todo lo que sea antioxidante siempre será bienvenido. En estos procesos de reproducción asistida, la alimentación debe contener vegetales muy coloridos.

Por ejemplo, el brócoli, la calabaza, la zanahoria, las espinacas o la remolacha. Entre estos alimentos, también hay que considerar el pescado azul, que también es muy antiinflamatorio y muy antioxidante, sobre todo el salmón, el atún, la caballa y las sardinas. También se incluyen en este grupo las semillas, como las de lino o chía, y especias antiinflamatorias (a pesar de que no se las suele conocer por estas propiedades, pero sí que es verdad que las otorga).

También se ha visto que dietas con una alta carga glucémica, también pueden empeorar las tasas en mujeres que incluso tienen una correcta reserva ovárica.

Peligros de una dieta con elevada carga glucémica

La carga glucémica es la cantidad de hidratos de carbono que hay en una porción de un alimento. Alimentos con una alta carga glucémica serían alimentos muy dulces o con un alto contenido en azúcar. Se podrían catalogar como azúcar libre o visible (el azúcar de mesa, por ejemplo) y el azúcar presente en bollería, en yogures azucarados o de sabores.

Las grasas y el proceso de estimulación ovárica

En cuánto a las grasas, hay que entender qué es lo que hay detrás de ellas. Eso permite saber que también son muy beneficiosas a nivel reproductivo. Hay que catalogarlas en función de la saturación que tenga su enlace.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas se deberían evitar porque se han relacionado con peores tasas de fecundación tanto en reproducción natural como en reproducción asistida.

Grasas monoinsaturadas

Este tipo de grasas son buenas para la salud y la fertilidad. Están presentes, por ejemplo, en el aceite de oliva y las aceitunas, en el aguacate…

Grasas poliinsaturadas

Este tipo de grasa es la que están presentes en el pescado azul (la caballa, el salmón, el atún).

Hombres y dieta para la reproducción asistida

Los hombres también deberían consumir estas grasas saludables. De hecho, donde hay más evidencias es en los monoinsaturados y en poliinsaturados. En el caso de las grasas poliinsaturadas, se ha visto que le confieren a la membrana plasmática del espermatozoide una mayor elasticidad. Eso implica una mejor tasa de fecundación.Además, se ha visto que contribuye al desarrollo testicular y a la espermatogénesis. Es interesante que los hombres ingieran alimentos antiinflamatorios y antioxidantes, los mencionados anteriormente: vegetales muy coloridos, pescado azul, frutos secos, semillas y especias.

También es muy importante que si algún hombre padece sobrepeso u obesidad, decida perder peso (tanto a nivel de salud, como para mejorar las posibilidades de fecundación). Eso sí, siempre acompañado por un profesional sanitario, porque las dietas de pérdida de peso, si no son controladas, pueden ser muy restrictivas, y lo que se necesita para un proceso de reproducción es seguir dietas muy nutritivas. Otro factor a tener en cuenta para los hombres es el estrés. Si hay un alto nivel de estrés psicológico, hay que procurar llevarlo de la mejor forma posible, y acudir al psicólogo si es necesario. En cuanto a la actividad física, algunos estudios apuntan que más de 15 horas a la semana de ejercicio físico -de moderado a intenso- en hombres acaba implicando mejores tasas de fecundación y también un mayor conteo espermático.

Alimentos antioxidantes para la estimulación ovárica

Como ya se ha comentado, los antioxidantes son, sobre todo, vegetales (cuanto más coloridos, mejor). Como ejemplos, la remolacha, el boniato (aunque sea un tubérculo también entraría), o las acelgas: cuánto más color mejor.
También el pescado azul, como el salmón, el atún, las sardinas, la caballa y la trucha, así como frutos secos. Entre los frutos secos, destaca el consumo de nueces, el fruto seco con más contenido en Omega-3. Por otro lado, hay semillas como las de chía y lino, que de hecho, son muy versátiles porque se pueden aplicar a muchísimas recetas.

Especias antioxidantes y antiinflamatorias

La cúrcuma tiene una gran acción antiinflamatoria y antioxidante, que aumenta cuando se combina con la pimienta negra. La canela tiene un alto poder antioxidante y antiinflamatorio, aunque habría que distinguir entre la canela de Ceilán y la canela Cassia. La canela de Ceilán es un poco más cara, pero es una forma de evitar un compuesto de la canela Cassia, la cumarina, un compuesto que puede a veces es resultar dañino en personas con problemas hepáticos o con alteraciones en la coagulación.

Alimentos antioxidantes entre hombres y mujeres

Si bien es cierto que hombres y mujeres sí comparten la necesidad de algunos nutrientes comunes, los requerimientos no son iguales de cara al aspecto reproductivo.
Por ejemplo, en mujeres se insiste mucho en el ácido fólico para prevenir defectos en el tubo neural del feto, desde antes del embarazo (por lo que hay que instaurar estos buenos niveles de ácido fólico ya durante el proceso de reproducción asistida).
En el caso de los hombres, se suele centrar en el selenio, que mejora mucho la calidad y motilidad espermática.

Alimentos altos en selenio para hombres en proceso de FIV

Un clásico alto en selenio son las nueces de Brasil. Otros alimentos con selenio son los cereales integrales, frutos secos o el marisco. En menor medida, también hay selenio en vegetales y frutas.

Cómo apoyar a nivel nutricional el estrés emocional de la reproducción asistida

Los procesos de reproducción asistida suelen ser muy estresantes, y desde el ámbito de la nutrición se puede apoyar también la gestión emocional de todo este proceso. En este sentido, el triptófano es bastante conocido por ello. Se trata de un aminoácido que está presente en varios alimentos y sintetiza de forma natural la serotonina (la hormona que regula el estado de ánimo). El triptófano se puede encontrar sobre todo en alimentos proteicos: la carne, el pescado, los huevos o algunos lácteos. También se encuentra en algunos alimentos ricos en hidratos de carbono cómo son la pasta o el arroz, y en el cacao. Una opción para conseguir triptófano es consumir una onza de cacao (mínimo 85% de cacao) antes de ir a dormir.

Otros factores no nutricionales para mejorar a nivel emocional

Además del enfoque nutricional, hay algunos consejos que pueden ayudar a manejar mejor a nivel emocional toda la carga que supone un proceso de reproducción asistida.

  • Actividad física: ayuda a liberar endorfinas, que son muy positivas a nivel psicológico.
  • Mindfulness: o conocido también como atención plena, poner conciencia plena en todo lo que se hace.
  • Contacto con la naturaleza: no solo a nivel visual, sino que por el simple hecho de estar en un espacio abierto ya se demuestran beneficios a nivel psicológico.

Eliminar el gluten o la lactosa para la fertilidad: ¿mito o verdad?

En cuanto a nutrición, en muchas ocasiones, mujeres que no son diagnosticadas de celiaquía o no son intolerantes a la lactosa quitan estas moléculas de su dieta. Si no hay ninguna justificación médica sólida detrás que lo sustente, no tiene ningún sentido retirar el gluten solo porque se está en un proceso de FIV o de estimulación ovárica.

Suplementación y estimulación ovárica

Es habitual que en este punto del proceso se quiera potenciar al máximo determinados micronutrientes para mejorar la tasa de fertilidad. Pero lo importante debe ser corregir algún déficit (si lo hay), y en todo caso, contactar con un profesional médico. Por lo tanto, las dudas sobre suplementación, lo mejor es dirigirlas al profesional de referencia.

 


ES-NONF-00269