Concibe
24 Ago 2022
12 minutos

¿Cuál es el peso ideal para mejorar la fertilidad?

No hay un peso ideal para mejorar la fertilidad en la búsqueda de tu embarazo. Probablemente has entrado buscando una cifra exacta, un baremo de pesos que te diga que tu embarazo llegará. 

La realidad es que la cifra que marque la báscula no es tan importante como la salud general y el tipo de alimentación que lleves en el momento de buscar el embarazo. 

Las investigaciones respecto a algunos de los problemas de fertilidad vienen dados (o potenciados) por problemas de peso (ya sea por sobrepeso u obesidad, o por delgadez extrema). 

Los problemas con el peso, ya sea por mucho o por poco, suelen afectar a las probabilidades de conseguir un embarazo, ya que pueden alterar los niveles de hormonas y el ciclo menstrual, así como la ovulación, lo que dificulta los “cálculos” para quedar embarazada de manera natural o se puede presentar peor respuesta hormonal cuando vamos a reproducción asistida. 

Image
peso

¿El sobrepeso y la obesidad afectan a la fertilidad?

La respuesta es clara: sí. Pesar demasiado es uno de los factores que disminuyen la fertilidad y, por lo tanto, la probabilidad de conseguir un embarazo.

 

Cifras sobre fertilidad y sobrepeso

Las consecuencias del sobrepeso y obesidad en el ámbito de la fertilidad han sido estudiadas ampliamente, y en general, el sobrepeso aporta dificultades para concebir, según algunos estudios que citamos. 

El sobrepeso y la obesidad han aumentado en los últimos 30 años, y la infertilidad ya afecta a una de cada 7 parejas. Además, los estudios reportan que la obesidad se asocia a la anoovulación. 

Además, la obesidad femenina está negativamente asociada a la ratio de nacidos vivos después de una FIV. 

Fertilidad masculina y sobrepeso u obesidad

En hombres con diagnóstico de obesidad se detectan alteraciones hormonales que reducen su fertilidad. La hormona masculina (testosterona) se convierte en estrógenos, y eso hace que la cantidad y calidad del semen disminuya.
Los estudios reportan que la infertilidad en hombres aumenta un 10% por cada 9 kg de exceso de peso perdido. 

 

Fertilidad femenina en casos de sobrepeso u obesidad

La fertilidad femenina también se ve afectada en caso de exceso de peso. Se calcula que la capacidad fértil femenina se reduce hasta un 18% en mujeres con obesidad (independientemente de la edad y de otros factores). 

Además, el exceso de peso también conlleva un aumento de tiempo necesario hasta la concepción (tanto de forma natural, como en procesos de reproducción asistida con inducción de ovulación). 

Por cada punto que aumenta el IMC se detecta una reducción de entre un 2,2 y un 4,3% en la tasa de embarazo. 

 

Consejos para bajar de peso de cara a conseguir un embarazo

En el caso del sobrepeso, una pérdida de entre un 5 y un 10% del peso puede ser suficiente para lograr quedar embarazada. 

Por esto, seguir estos consejos puede ayudarte a bajar de peso y mejorar tus posibilidades (o las de tu pareja) de conseguir un embarazo. 

  • Dietas bajas en carbohidratos: Es interesante que, cuando busquéis el embarazo, sigáis una dieta baja en carbohidratos, sobre todo, los simples (pan blanco, patatas, refrescos azúcares…). Mejor optar por carbohidratos complejos como pueden ser los cereales (integrales mejor), las legumbres o las frutas y verduras. Es ideal que todos los cambios y pautas nutricionales los hagas acompañada de un especialista que te pueda ayudar a personalizar tu dieta y tus requerimientos. 

  • Ejercicio suave pero constante: Es muy importante hacer ejercicio de forma constante (no es necesario hacer grandes esfuerzos). Algo que puede ayudarte a bajar de peso es caminar durante 30 minutos cada día. Puedes empezar a un ritmo suave, e ir aumentando conforme tu cuerpo se vaya habituando.

  • Aumentar las proteínas de origen vegetal: Algunos estudios han demostrado que las mujeres que ingieren más proteínas vegetales son menos propensas (un 39% menos) a tener problemas de fertilidad que aquellas que ingieren más proteínas de origen animal. 

¿Pesar demasiado poco influye en las posibilidades del embarazo?

La delgadez extrema o bajo peso es también un factor de riesgo para la fertilidad, tanto masculina como femenina. 

En el caso de las mujeres, un Índice de Masa Corporal inferior a 18 puede llegar a implicar un funcionamiento irregular de las glándulas que controlan el funcionamiento de las hormonas. 

Uno de los problemas que genera el bajo peso en mujeres en edad fértil es el hipogonadismo hipogonadotropo: la glándula del cerebro que genera las hormonas sexuales deja de funcionar (necesita grasas para trabajar, y la delgadez extrema no le permite hacerlo).

Esta condición implica que la mujer se queda sin regla y sin las hormonas necesarias para desencadenar todo el proceso que facilita un embarazo. 

 

Consejos para ganar peso y mejorar la fertilidad

Ganar peso es también complicado de conseguir, a pesar de lo que pueda opinar la sociedad. 

Si te encuentras en la necesidad de ganar peso para mejorar tus posibilidades de conseguir el embarazo, puedes optar por alimentos más calóricos (pero sanos):

  • Grasas saludables; aceite de oliva, frutos secos, aguacates o lácteos enteros. 
  • Salsas o sopas con base de leche, en lugar de agua. 
  • Caprichos de vez en cuando (mejor caseros que ultraprocesados).

Cómo saber el peso ideal para quedarse embarazada

La respuesta a la pregunta de cuál es el peso ideal para conseguir el embarazo es complicada. 

Pero sí que puedes optar por calcular tu Índice de Masa Corporal (IMC) y saber que un IMC normal es entre 18,5 y 24,9. 

En casos de bajo peso, el IMC está por debajo de 18,5, y los casos de sobrepeso implican un IMC de entre 25 y 30. Personas con un IMC mayor de 30 se situarían en la obesidad. 

El IMC determina la relación entre estatura y peso, y se calcula dividiendo el peso entre la estatura (en metros) al cuadrado. 

Lo cierto es que este cálculo no tiene en cuenta la composición corporal, y que puede tener el mismo IMC una persona musculada sin nada de grasa y a la que le pesan mucho los músculos, que una persona que no tiene músculo pero sí grasa.

Lo importante es que te quede claro que no hay una cifra exacta de peso en la que el embarazo esté garantizado. Esto sí: ni mucho peso, ni demasiado poco. 

 


ES-NONF-00282