19 Ago 2022
17 minutos

La congelación y vitrificación en la reproducción asistida

Las técnicas de congelación y vitrificación se han vuelto rutinarias en un laboratorio de reproducción asistida.
Nos acompaña el doctor Mark Grossman, especialista en embriología clínica.

Las técnicas de criopreservación se desarrollaron a principios del siglo pasado estudiando los espermatozoides y desde entonces se han puesto al servicio de la sexualidad humana.

Por ejemplo, el primer banco de semen de donante se estableció en Barcelona en el año 1978. Luego aparecieron las técnicas de congelación de embriones y finalmente las técnicas de vitrificación y preservación de ovocitos, que han sido las últimas, porque es lo más complicado. Como referencia cronológica, el primer niño en España nacido de un embrión de un ovocito que fue preservado, nació también en Barcelona en el año 2002.

Image
La congelación y vitrificación en la reproducción asistida

La primera técnica de congelación

El primer enfoque en la técnica de congelación que se utilizó (hasta el año 2000) fue lo que se denomina criopreservación lenta, que como su nombre indica, significa que se enfría lentamente la solución que contiene los gametos o los embriones. Así, se les da tiempo a que se adapten a los cambios que el enfriamiento conlleva. Como puede ser cambios en el ph, cambios en la osmolaridad que obligan a las células a reducir drásticamente su volumen, a deshidratarse.

Diferencias entre la vitrificación y la congelación lenta

Hoy en día, la técnica que más se usa es la vitrificación, que implica un cambio dramático en el enfoque. Lo que propone es congelar rápidamente, casi instantáneamente la solución que contiene a las células o los embriones, de manera que en un momento se pasa del estado líquido al estado sólido, una especie de vitrificación inmediata, y eso está consiguiendo muy buenos resultados. Es impresionante.

¿Qué materiales biológicos se pueden vitrificar?

Se pueden vitrificar los gametos, tanto espermatozoides como ovocitos, a pesar de que en los espermatozoides está en proceso de implementación. Se pueden vitrificar embriones en el campo de reproducción asistida y se pueden vitrificar otros muchos tipos celulares en otros campos.

Diferencias entre vitrificar ovocitos o embriones ¿qué es mejor?

Responder a esta pregunta no es fácil, ya que hay que considerar cuestiones éticas y de resultados. Los mejores resultados los tenemos preservando embriones. Pero hay que recordar que los embriones son el producto de dos personas y tienen protección. No pueden descartarse porque sí. En cambio, los ovocitos preservados son el material reproductivo de la mujer y es mucho más fácil tomar decisiones sobre su futuro en caso que no desee utilizarlos.

Las dificultades de vitrificar los ovocitos

El ovocito es la célula más voluminosa del cuerpo humano, es la más grande que tiene el cuerpo humano y por lo tanto, ese gran volumen ya conlleva una complicación añadida a la hora de manipularlo. Además, los ovocitos están inactivos en el ovario muchos años esperando su momento y quizás esa inactividad les da una cierta debilidad en frente del estrés que significa la preservación.

La preservación de los embriones

La preservación de los embriones ha potenciado el embarazo único.

Además, hay que sumarlo a otros datos, que es la mejora de los protocolos de reproducción asistida a lo largo de los años. En los más de 40 años que han pasado desde el primer embarazo in vitro, hemos asistido a mejoras en los medios de cultivo, a mejorar las condiciones de cultivo y a mejorar las técnicas. Ahora se confía que transfiriendo un único embrión haya muchísimas posibilidades de generar un embarazo sano. Lo que ocurre es que sobran embriones (muy entre comillas, la expresión). Hay que escoger el mejor embrión. Y hay otros embriones buenos que también podrían transferirse y que no transferimos para evitar un embarazo múltiple que nunca es deseable. Y esos embriones hay que conservarlos. La manera de conservarlos es la criopreservación.

La criopreservación para casos oncológicos

La criopreservación es una muy buena opción a contemplar en casos oncológicos, tanto de hombres como de mujeres. Los tratamientos oncológicos son tóxicos y por tanto, en muchos casos provocan infertilidad o esterilidad. Si hay tiempo (y la mayoría de veces lo hay), se puede plantear y criopreservar ovocitos o espermatozoides para que una vez esa persona supere el tratamiento oncológico pueda plantearse la maternidad o la paternidad.

Protocolos de congelación y legislación

La legislación cambia y es sorprendente. Por ejemplo, en un espacio común como es la Unión Europea, hay legislaciones muy diferentes referidas a congelación de embriones y de gametos. Estas diferencias van relacionadas con la idiosincrasia y la carga ética de cada cultura. En el caso de España, la legislación vigente es del año 2004 y es una legislación que permite salvar embriones y gametos en muchas situaciones.

Límites en la congelación de embriones o gametos

El límite que establece la legislación española es la edad fértil de la mujer, pero no define qué es la edad fértil de la mujer. Hay un consenso entre los profesionales biomédicos que trabajan en este campo de que no deben aplicarse técnicas de reproducción humana asistida en mujeres de edad superior a los 50 años.

La descongelación del material congelado

Los resultados de la descongelación del material dependerán de la calidad del material congelado y de la edad de los progenitores. La criopreservación de ovocitos en una mujer, por ejemplo, de 42 años, no tendrá buenos resultados de supervivencia. Y tampoco los tendrá en el caso de un hombre que tenga muy pocos espermatozoides. Pero en la mayoría de casos, lo habitual es esperar excelentes, magníficos resultados.

En embriones no hay diferencias entre los embriones frescos y los que no han pasado por un proceso de criopreservación. Y los embriones salvados tampoco las hay en los espermatozoides, pero en cambio en los ovocitos, como ya hemos comentado, hoy en día una irregularidad en los resultados y los embriones criopreservados a veces sobreviven muy bien y a veces sobreviven fatal.

¿La congelación y descongelación daña el material biológico?

Muchas mujeres y parejas tienen miedo de que la congelación y descongelación dañe de alguna manera su material biológico. A pesar de que puede ocurrir que un embrión se destruya durante la congelación. Pero si eso ocurre, como se puede detectar, se transfiere.

Hay que explicar que el primer niño nacido de criopreservación de embriones se publicó en el año 1982 y desde entonces han nacido más de 1 millón de niños y niñas. Y se sabe que no hay diferencias entre las capacidades de desarrollo, de aprendizaje o las enfermedades entre la población general y los niños y niñas nacidos de embriones preservados, con lo cual asumimos que esa técnica es segura.

Consejos para una pareja a punto de congelar su material biológico

El mejor consejo es la confianza. Que confíen. Tienen que escoger un equipo biomédico que les acompañe en su proceso de reproducción asistida y que les genere confianza, porque este es un proceso que consume muchas energías y muchas ilusiones y es importante sentirse cómodos con las decisiones a tomar.

 


ES-NONF-00268