30 Jun 2022
15 minutos

Cómo avivar la semana fértil

Consejos de sexóloga experta en procesos de fertilidad

Cuando buscamos el embarazo de forma natural tendemos a concentrar las relaciones durante la semana f√©rtil. Es lo l√≥gico, ya que son los d√≠as en los que el embarazo es m√°s probable. Pero en muchas ocasiones, si el embarazo no llega, las relaciones se pueden ver afectadas al ser tan programadas, m√°s rutinarias.¬† Para sobrellevar esto, y avivar el fuego de las relaciones durante la semana f√©rtil, nos acompa√Īa N√ļria Jorba, psic√≥loga especialista en parejas, emociones y sexualidad.¬†

Cuando el sexo en la semana fértil se vuelve tedioso

Es muy habitual que cuando las personas empiezan a buscar un embarazo, todas las energías y pensamientos se focalicen en eso. Es normal y humano, tenemos el deseo de que algo ocurra, y ponemos todas nuestras energías, porque habitualmente, hacer eso aporta resultados. 

En el caso del embarazo, y de las relaciones durante la semana fértil, no depende de nosotros, hay muchos factores que no podemos controlar, y ahí puede aparecer la frustración. Es habitual que como pareja se tengan muchas expectativas, mucha ilusión y motivación, pero cuando pasan los meses y el positivo no llega, se empieza a generar mucho malestar emocional. 

Suele ser en ese momento en el que aparece a la pauta de marcar las relaciones sexuales, ¬†lo que N√ļria Jorba describe como el s√≠ndrome del calendario: ‚Äúvenga, en esta fecha nos tenemos que poner‚ÄĚ.¬†
Muchas parejas se sienten muy identificados con la frase ‚Äúhoy toca‚ÄĚ, y justamente este concepto afecta much√≠simo al deseo. El motivo es que ver las relaciones sexuales as√≠ hace que se relacionen con una obligaci√≥n, y convierten algo que deber√≠a ser deseo, en una carga. Cuando el sexo deja de ser ese deseo, y sentimos que se impone, que se marca esta peque√Īa obligaci√≥n, autom√°ticamente las ganas desaparecen.

El problema es que el deseo es el inicio de toda la curva sexual, de toda la experiencia sexual, y se está coartando esta parte. Por poner un ejemplo, es como si yo como siempre por placer, por el goce gastronómico, y lo comparo con un día en el que no tengo ganas y termino comiendo solo porque toca. La vivencia de la alimentación será totalmente diferente. 

Cómo reactivar el deseo en la semana fértil

Lo primero de todo es intentar relativizar la situaci√≥n. Aunque la teor√≠a est√° muy bien, pero no siempre es f√°cil de aplicar. En segundo lugar, tenemos que hacer un auto conocimiento de c√≥mo funciona nuestra sexualidad, algo que no nos ense√Īan.¬†

Reactivar el deseo en los días fértiles: la mujer

La mujer tiene que buscar de qué manera generar ese deseo, y automáticamente esto nos lleva a las emociones. Sexualidad femenina y emociones están muy relacionadas, hay que trabajar el yo, la persona individual, y tener momentos de relax. Además, a nivel emocionar también ayudará el intentar relativizar, intentar tener momentos de disfrute aunque no tenga nada que ver con el sexo, y conocer el propio cuerpo. 

Tambi√©n puede ser una buena idea estimularlo a nivel √≠ntimo y sexual, eso puede despertar esas ganas y reducir la presi√≥n psicol√≥gica de ‚Äúes el d√≠a‚ÄĚ. Autoexplorarse de forma individual puede ayudar tambi√©n a reavivar la pasi√≥n durante la semana f√©rtil.

Reavivar el fuego en la semana fértil: el hombre

Est√° bien diferenciar hombre y mujer, porque aunque hay excepciones, por lo general la sexualidad se vive diferente.¬†El primer paso esencial es que el deseo no es ‚Äúel m√≠o es m√≠o, y el tuyo es tuyo‚ÄĚ, tenemos que generar ese ‚Äúnosotros‚ÄĚ.¬†

En el caso masculino, el hombre tiene que cuidar el deseo femenino, cuidar las emociones, el bienestar y generar intimidad hacia la mujer. 

El hombre, para su deseo necesita esta vertiente de seducci√≥n que se suele perder durante la b√ļsqueda del embarazo: necesita salir de este ‚Äútenemos que hacerlo‚ÄĚ, o ‚Äúahora nos vamos a la cama porque toca‚ÄĚ.¬†
Es interesante que la mujer y el hombre consigan empezar las relaciones sin tener que verbalizar la necesidad de tener sexo. 

¬ŅC√≥mo reavivar la semana f√©rtil cuando la din√°mica de pareja ya est√° afectada por la b√ļsqueda de embarazo?

Hay ocasiones en que las din√°micas de pareja ya est√°n muy tocadas, casos en los que realmente es muy dificultoso trabajar la sexualidad de una manera positiva.¬†En estos casos, y a pesar de que siempre hay que intentar trabajar las emociones y la parte mental de todos estos procesos de b√ļsqueda de embarazo, puede que la psicolog√≠a ya no sea √ļtil.¬†

Quizás hay que ser coherentes, aceptar que el apoyo psicológico (por sí solo) ya no sirve, sobre todo cuando sentimos que ya llevamos mucha acumulación, y dar un pasito más, hacia la reproducción asistida. Tomar esta decisión permite también quitar ese peso, esa responsabilidad y eso a veces también es un alivio. Es cierto que cuando una pareja va a reproducción asistida, es interesante diferenciar mucho el sexo por placer, del sexo reproductivo. 

En cuanto se ha tomado la decisión de empezar un proceso de reproducción asistida,  el sexo como placer es como si desapareciera de la pareja, cuando en realidad, la reproducción asistida debería liberarnos y aumentar ese deseo, pero no acostumbra a pasar. Si eso ocurre, hay que buscar cómo volver a generar esta sexualidad y fijarnos en el previo, en la intimidad de la pareja. 

Hay que intentar divertirse, conectar, disfrutar, tener conversaciones íntimas y recuperar toda esa complicidad de pareja, así como buscar momentos de relax para que luego pueda haber ese encuentro sexual y volverlo a relacionar con placer y disfrute. 

Cómo potenciar el deseo: consejos prácticos 

La teoría suele ser más fácil que la práctica. Por eso, vamos a dar unos consejos muy aplicables: 

  • Generar momentos sin presi√≥n sexual. Eso implica momentos de sexualidad indirecta: seducci√≥n, intimidad, crear momentos de ‚Äúme gustas, me apeteces‚ÄĚ, pero no tiene por qu√© pasar nada.¬†
  • Romper el ABC. Normalmente entendemos el sexo como una secuencia de: primer paso, segundo paso y tercer paso. Es muy interesante decidir saltarse un paso, un d√≠a solo hacer el primer paso, otro d√≠a solo el segundo, que ser√≠a el juego er√≥tico, y otro d√≠a ya introducir la penetraci√≥n.¬†
  • Romper la secuencia habitual de lugar y hora. Se suele generar una din√°mica de obligaci√≥n, y autom√°ticamente se ‚Äúagenda‚ÄĚ un lugar y un momento del d√≠a. Romper con estas rutinas tanto de lugares como de horas permite recuperar la sexualidad.¬†

Esperemos que puedas aplicar todos estos consejos para reavivar tu semana f√©rtil y evitar la rutina en la b√ļsqueda del embarazo.¬†
 

 


ES-NONF-00258