Concibe
16 Nov 2022
11 minutos

Diferencias entre tests de embarazo en orina y en sangre

Sabes que tienes que ir a la farmacia a por un test de embarazo. Pero no conoces las diferencias entre la prueba casera con orina y la analítica de sangre que te harían en tu centro médico. De hecho, dudas de si el test de farmacia es igual de fiable. Pero… con la falta y esos nervios a flor de piel, cuesta esperar a que te den cita en el médico.

Te contamos exactamente cómo funcionan todos los tipos de pruebas de embarazo, las diferencias y su fiabilidad.

Image
tests_embarazo

¿Cómo funcionan los tests de embarazo?

Todos los tests de embarazo existentes en el mercado funcionan de la misma manera: detectan la hormona hCG, tanto si son tests caseros con orina, como las analíticas de sangre.

La hormona gonadotropina coriónica humana aumenta de forma exponencial en los primeros días y semanas de embarazo. Se duplica cada 36-48 horas, y alcanza un pico entre las 8 y las 10 semanas de embarazo.

Los tests de embarazo caseros detectan la hCG en la orina a través de tiras reactivas, que dan el resultado en pocos minutos, dependiendo de si se ha detectado la hormona del embarazo.

Prueba de embarazo casera con tiras reactivas

El test de embarazo casero más clásico: una tira que reacciona a la presencia de la hormona del embarazo y da el resultado con distintas rayas.

El funcionamiento es sencillo: se recoge la orina en un botecito, y se sumerge la tira reactiva en la orina durante unos segundos.

Si no hay presencia de la hCG, la tira reactiva devolverá una sola línea. Si, por el contrario, la tira detecta la hormona, se marcarán dos líneas.

El resultado puede llegar a aparecer en menos de un minuto, pero en la gran mayoría de casos, necesitará hasta 5 minutos para dar el resultado definitivo.

Test de embarazo en formato digital

La versión más moderna de las pruebas de embarazo son las que dan el resultado en formato digital.

Aunque pueda parecer que funcionan distinto que los tests de embarazo tradicionales o incluso que las analíticas de sangre, la realidad es que se basan en el mismo principio: la detección de la hormona hCG.

En el caso de los tests de embarazo digitales, el resultado es mucho más fácil de interpretar: en la mayoría de casos, la pantalla ofrece el mensaje “embarazada” o “no embarazada”.

Algunos modelos incluso dan una estimación de las semanas de embarazo (según la cantidad de hCG que detectan).

Diferencias de funcionamiento entre tests de embarazo caseros (orina) y médicos (en sangre)

Las diferencias básicas de funcionamiento entre los tests que se hacen en base a la orina y las que se basan en la sangre es la sensibilidad.

Cuando se habla de sensibilidad se hace referencia al nivel mínimo de hormona hCG que puede detectar una prueba.

En general, las pruebas de embarazo en sangre son algo más sensibles que los tests de orina y detectan la hormona incluso antes de la primera falta de la menstruación dando un valor numérico de la cantidad de hCG en sangre.

De todas maneras, con los últimos avances, los tests caseros ofrecen una fiabilidad de entre el 97 y el 99% a partir de la primera falta, y de más de un 75% incluso 6 días antes del supuesto día de inicio del periodo.

Pero… ¿Qué es exactamente la hCG?

La hCG, también conocida como Gonadotropina Coriónica Humana (o por sus siglas en español, GCH), es la hormona del embarazo. También verás que se habla de esta hormona como la beta-hCG.

Se trata de una hormona que se segrega desde el inicio del embarazo. En un primer momento, el encargado de segregar la hCG es el trofoblasto (la capa delgada de células que ayuda al embrión a adherirse al útero y lo protege, además de dar inicio a la placenta). En una segunda fase, será ya la placenta la que siga segregando esta hormona.

¿Qué es la betaespera?

La betaespera es un término bastante conocido entre las familias que han pasado por un proceso de reproducción asistida. Teniendo en cuenta que la hormona del embarazo también recibe el nombre de beta-hCG, la betaespera es el tiempo que transcurre entre la inseminación artificial o la transferencia embrionaria hasta el momento en el que se puede hacer un test de embarazo mediante analítica de sangre o de orina.

¿Qué test de embarazo es más fiable: en sangre o en orina?

Más que la fiabilidad, lo más importante a tener en cuenta en las pruebas de embarazo es la sensibilidad que tienen a la hormona gonadotropina.

En los tests mediante orina, pueden darse falsos negativos o falsos positivos en los resultados, aunque no es lo más habitual (sobre todo si sigues las instrucciones de los fabricantes).

Los falsos negativos en pruebas de embarazo de orina pueden darse porque se haya hecho el test demasiado pronto y no haya suficiente concentración de hCG como para ser detectada.

¿Puede dar falso negativo una prueba de embarazo en sangre?

Sí, también puede fallar el test de embarazo en sangre y dar un falso negativo. Los falsos negativos en analíticas de sangre son menos frecuentes que en las pruebas caseras, ya que la sensibilidad a la hormona hCG es mayor.

¿Cuándo hay que hacer una prueba de embarazo para obtener resultados fiables?

Las pruebas de embarazo en orina se deben hacer según las instrucciones del fabricante, y, en algunos casos, pueden realizarse incluso 6 días antes de la falta de la menstruación

 

En definitiva, las pruebas de embarazo basadas en orina y en sangre tienen muchísimas similitudes, ya que ambas detectan la hormona hCG para determinar si hay embarazo o no. La gran diferencia es la sensibilidad a esta hormona, y la posibilidad de hacerse en casa (los tests de orina).

 


ES-NONF-00329