20 Mayo 2022
15min

La preparación del suelo pélvico para el embarazo

La preparación del suelo pélvico no suele estar entre las prioridades de una mujer cuando busca el embarazo, ya sea de forma natural o en un proceso de reproducción asistida. La realidad es que el suelo pélvico y su salud deberían ser algo que tener en cuenta en toda la vida fértil de la mujer. Eso sí, en el camino a la maternidad, el suelo pélvico suele coger más protagonismo.

Para entender bien el suelo pélvico en relación a la maternidad, entrevistamos a Caterina Gornés, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico. Gornés considera que el suelo pélvico es un gran desconocido para mujeres y hombres y tiene una gran importancia a nivel de todo el cuerpo, sobre todo a nivel postural.

En cambio, y a pesar de su importancia vital, muchas mujeres solo se preocupan de él cuando buscan embarazo, en el propio embarazo o incluso en el postparto. Lo ideal sería que este conocimiento empezara mucho antes, porque de hecho, parte del problema viene de la falta de educación sexual que todavía existe. Es importante conocer el suelo pélvico previamente a cualquier embarazo porque tiene mucha importancia también en el ciclo menstrual.

Image
La preparación del suelo pélvico para el embarazo

¿Se recomienda a todas las mujeres que buscan un embarazo hacer una sesión de valoración de suelo pélvico?

La respuesta es un sí rotundo. Tanto si buscamos embarazo, como en cualquier fase de nuestra vida como mujeres. De la misma forma que vamos al dentista, también podemos ir al fisio de suelo pélvico. Es tan importante como cualquier otra cosa para cuidar nuestra salud. De hecho, esta sesión de valoración es interesante tanto si estamos en búsqueda de un embarazo, como si ya tenemos el positivo, como en el postparto.

¿Para qué sirve una revisión de suelo pélvico?

En esta sesión de valoración general del suelo pélvico recibirás unos consejos o recomendaciones individualizados. Entre ellas, se valora a nivel muscular, las fascias, si existe o no dolor, la movilidad uterina, si existen disfunciones... Además, se pretende encontrar un buen equilibrio de todo el cuerpo, ver qué desequilibrios se encuentran y cómo podemos abordarlos.

¿Qué casos se beneficiarán más en temas de fertilidad del trabajo de suelo pélvico?

Se han encontrado muy buenos resultados en casos de endometriosis, de dolor en el ciclo menstrual, y en patologías uterinas como síndrome de Asherman. En todos ellos valoramos y tratamos a nivel uterino y los resultados son muy buenos.

¿Cuál es la importancia de la movilidad uterina?

El útero es un órgano móvil, de hecho, fisiológicamente tiene que ser móvil. Además, el útero se puede encontrar en diferentes posiciones, aunque a nivel de fisioterapia no valoramos tanto en qué posición está, si no el hecho de tener una buena dinámica o no.

Lo que se valora en fisioterapia es si el útero tiene una buena movilidad. Por el estilo de vida actual, en el que pasamos mucho tiempo sentados, hoy en día hay úteros mu fijos e inmóviles. Esto causa disfunciones y dolor. En fisioterapia del suelo pélvico queremos que sea un útero móvil para favorecer su funcionalidad. En los casos que incluso presentan adherencias, este trabajo de fisioterapia puede ir muy bien. Un útero fijo tiene mucha relación también con problemas digestivos.

¿Cómo es la sesión de fisio para evaluar la movilidad uterina?

Después del estudio de caso de la paciente, hacemos una exploración intracavitaria, es decir, directamente desde dentro de la vagina de la mujer. Para ello, introducimos los dedos dentro de la vagina y buscamos el cuello uterino. La mujer podría incluso palparse ella misma el cuello uterino, aunque, en ocasiones, si el útero está muy posterior puede que le cueste más.

En la sesión, introducimos dedo índice y corazón, y lo que vamos a valorar es la movilidad del útero. Con los dedos, abrazamos el cuello del útero y vemos su movilidad, también si es móvil en todas las direcciones.

Si hubiese alguna restricción hacia alguno de los lados, aplicamos varias técnicas para mejorar esta dinámica. Lo que podemos hacer, es con los dedos en el cuello del útero, y con la otra mano, palpar a nivel abdominal. De esta forma se puede palpar tanto internamente como externamente, y favorecer la dinámica uterina. Todo esto lo hacemos con calma, sin dolor, siempre informando a la paciente de lo que se hace y con su consentimiento.

¿El tratamiento de fisio es integral? ¿Qué otros ejercicios nos puede mandar?

No solo se trabaja el suelo pélvico, sino que también hay mucha relación a nivel abdominal, y a nivel postural. De hecho, muchos ejercicios irán enfocados a buscar una buena respiración, al trabajo diafragmático, y a tomar conciencia de esa respiración. Además, también se trabajan posturas hipopresivas, que son ejercicios que ayudan a la integridad de todo el cuerpo y a trabajar el suelo pélvico y al drenaje, y todo esto siempre individualizado a cada caso.

Ejercicio físico y fases ciclo menstrual si buscamos embarazo

En realidad, el tipo de ejercicio físico no depende tanto de si buscamos embarazo o no, sino de adaptar el ejercicio físico a las fases del ciclo menstrual.

  • Ejercicio durante la regla: En esta parte del ciclo menstrual debemos realizar ejercicios más tranquilos y calmados, como caminar, trabajar la movilidad. En definitiva, dar movimiento al cuerpo pero tranquilamente.

  • Ejercicio durante la fase folicular: En esta fase es interesante hacer más trabajos de fuerza, y hacer los ejercicios de intensidad más alta.

  • Ejercicio en la ovulación: En esta fase del ciclo menstrual podríamos seguir con fuerza, aunque bajando un poco la intensidad.

  • Ejercicio en fase lútea: Trabajo más aeróbico, trabajo de movilidad, menos intensidad.

  • Ejercicios recomendados en estimulación ovárica o betaespera: En estas dos etapas de la búsqueda de embarazo lo más importante es no hacer nada nuevo, seguir con lo que hacías hasta el momento. De hecho, incluso manteniendo el mismo tipo de ejercicios, es interesante bajar la intensidad un poquito, y no empezar actividades nuevas. Se trata de un momento delicado, al que puede que haya costado llegar, vale la pena tomarlo con calma, mimar el cuerpo, escucharnos, seguir moviéndonos pero sin ningún tipo de gran esfuerzo. Además, en estas etapas, siempre siguiendo las recomendaciones de nuestro ginecólogo.

Tres tips para cuidar el suelo pélvico

Ante el poco conocimiento que todavía hay del suelo pélvico, Caterina Gornés nos da tres recomendaciones para todas aquellas mujeres que quieren cuidar su suelo pélvico.

  • Los kegel no lo son todo. Son ejercicios que van muy bien, pero se puede trabajar muy bien el suelo pélvico de una manera más integral y con otros ejercicios.

  • Buena alimentación. Es necesario alimentarse correctamente, ya que el 80% del suelo pélvico es tejido conjuntivo, eso significa que necesitamos buenos alimentos para cuidar ese tejido conjuntivo)

  • Hacer ejercicio físico adaptado a cada fase del ciclo menstrual, y en el embarazo, adaptado a cada trimestre del embarazo.

En definitiva, hacer ejercicio con conciencia y conociendo muy bien nuestro cuerpo y cada etapa por la que pasa.

 


ES-NONF-00242