Laia Pascual
22 Abr 2022
18 minutos

Nutrición y endometriosis: la visión de la nutricionista especializada en salud hormonal

La endometriosis es una condición que afecta a muchas mujeres, y de la que todavía hay algunas dudas. Uno de los enfoques que más pueden ayudar a mejorar la sintomatología de la endometriosis es el de la nutrición. Lo hablamos con Laia Pascual, nutricionista especializada en salud hormonal.

¿Por qué la nutrición es importante en casos de endometriosis?

Antes de nada, habría que definir la endometriosis. Se trata de una enfermedad crónica inflamatoria y hormonodependiente de los estrógenos.Desde la nutrición podemos atenuar la sintomatología respecto a la inflamación y al aumento de estrógenos.

¿Qué es el hiperestrogenismo?

Este aumento de estrógenos en sangre es lo que se conoce como hiperestrogenismo. Esta condición puede venir dada por un aumento de los niveles de estrógenos, o puede que la progesterona que suele acompañar a los estrógenos se vea reducida. En este caso, los estrógenos quedan por encima, y se considera que es un hiperestrogenismo relativo a un déficit de progesterona.

Por otro lado, existe también el hiperestrogenismo absoluto. En este caso, la condición puede darse por un aumento en su producción, un déficit en su eliminación, o provenir de disruptores endocrinos (es decir, que estos estrógenos sean exógenos, de fuera del cuerpo).

¿Cómo afecta la nutrición al manejo del hiperestrogenismo?

Desde la nutrición podemos hacer algo para la inflamación, fomentando alimentos antiinflamatorios. Y a nivel de hiperestrógenos, podemos consumir alimentos que reduzcan los niveles tan altos de estrógenos.

Alimentos que lleven a estrogenismo

Aunque no hay alimentos que directamente lleven al cuerpo a un hiperestrogenismo, sí que existen los conocidos como disruptores endocrinos, que pueden alterar los niveles hormonales.

Cómo protegerse de disruptores endocrinos

Para evitar al máximo el efecto de los disruptores endocrinos, hay algunas medidas a tener en cuenta:

  • Lavar y desinfectar alimentos que vayamos a consumir
  • Evitar tuppers y botellas de plástico y usar cristal
  • Evitar enlatados y fomentar conservas de cristal

Alimentos que ayudan a combatir el hiperestrogenismo

Hay una enzima que se llama aromatasa, y que convierte los andrógenos en estrógenos, a través de un proceso que se llama aromatización. Esta enzima va ligada al tejido adiposo, a la grasa corporal. En el caso de las mujeres, tenemos más tejido adiposo que los hombres, por lo que notamos mucho más sus efectos.

Alimentos que inhiben el efecto de la aromatasa

Los alimentos que pueden ayudar a frenar los efectos de la aromatasa son las crucíferas, como coles, brócoli, coliflor, etc. También las semillas y los frutos secos ayudan.

Otro de los elementos el resveratrol, que la gente conoce por el vino. No está indicado en casos de endometriosis porque contiene alcohol y eso complica la eliminación de estrógenos, pero está presente en bayas y frutos rojos.

La quercetina, que es un componente antiinflamatorio, combate niveles altos de histamina, que aumentan cuando también lo hacen los estrógenos. Algunos ejemplos son la cebolla, la manzana o el ajo.

La cocción de los alimentos en caso de endometriosis: ¿influye?

Realmente, en los casos de endometriosis la recomendación nutricional es la misma que en la población general. Cualquier cocción que sea buena para la salud ya irá bien. Los alimentos pueden ser hervidos, a la plancha, salteados, woks o al vapor. Incluso puede ser un frito o rebozado, si se hace con aceite de oliva, y además, es de forma ocasional.

¿El aceite de oliva a altas temperaturas, no es proinflamatorio?

Sí, es cierto que se recomienda consumir en crudo, lo mismo que con cualquier otro tipo de aceite. Pero se ha demostrado que en cuanto a aceites a altas temperaturas, independientemente del tipo de cocción, el de oliva es el más estable y seguro, y genera menos tóxicos.

La controversia de la soja y la endometriosis

Es cierto que se dice que la soja es fitoestrogénica, y que por lo tanto, no estaría recomendada en casos de endometriosis. Pero es un tema controvertido, porque a pesar de que la soja contiene fitoestrógenos, y estos son como estrógenos vegetales, no actúan como estrógenos en sí.

En realidad, son moduladores hormonales, se adaptan al ambiente que encuentran. Si una paciente tiene niveles bajos de estrógenos, lo que haran los fitoestrógenos es aumentar el efecto de los estrógenos. En cambio, si una paciente tiene elevados niveles de estrógenos, haría lo contrario, disminuiría estos niveles.

Consumo de gluten y endometriosis

En este caso, la relación del consumo de gluten y la endometriosis tiene que ver con el tema del sistema inmune. Se ha visto que en la endometriosis hay afecciones al sistema inmunitario, y muchas pacientes han llegado a tener sensibilidad al gluten. Al retirarlo, se ha observado mejoría en muchas pacientes, pero en los estudios no se ha analizado más de un año, por lo que no se puede decir que eliminar el gluten de la dieta haya tenido beneficios a largo plazo.

Las recomendaciones nutricionales para la endometriosis y el manejo del dolor en el ciclo

Las aportaciones a nivel nutricional para atenuar la sintomatología de la endometriosis también pueden servir para ayudar a mitigar el dolor durante el ciclo menstrual. De hecho, la inflamación en el cuerpo siempre causa dolor, y por esto intentamos evitarlo a través de alimentos antiinflamatorios. Hay clientas con casos más severos que tienen que recurrir a antiinflamatorios no esteroides, e incluso a terapia hormonal con anticonceptivos orales que puede llegar incluso a inhibir ovulación.

Tres alimentos antiinflamatorios

La experta Laia Pascual define su TOP 3 de alimentos antiinflamatorios.

  • Pescado azul en general, aunque en particular, el salmón. Es antioxidante y antiinflamatorio, y además, tiene un alto contenido en Omega3.
  • Frutos secos, y especialmente las nueces, porque todos los frutos secos son antioxidantes y antiinflamatorios, pero las nueces tienen más Omega 3.
  • Especies. La cúrcuma tiene curcumina, que combinada con piperina (el componente activo de la pimienta negra) potencia su efecto y su absorción.

Suplementación en mujeres con endometriosis que buscan el embarazo

Cuando una mujer con endometriosis busca el embarazo, a la hora de suplementar hay que tener cuidado. Por ejemplo, el magnesio,a veces se da para fomentar y mejorar la eliminación de estrógenos. También se suele recetar Omega 3 por sus cualidades antiinflamatorias, y vitamina D, por el componente del sistema inmunológico implicado. Pero nunca recomendaría nada de entrada, lo mejor es que acuda a su médico de confianza y haga una evaluación exhaustiva y recomiende la mejor suplementación según necesidades.

Cómo combinar una dieta vegana o vegetariana con endometriosis

El alimento por excelencia que nos aporta proteínas vegetales en dietas vegetarianas es la soja, y no tiene ningún inconveniente la soja con endometriosis.

Mitos: endometriosis y consumo de lácteos

Hay cierta controversia, pero cada vez está más claro que los lácteos de vaca contienen hormonas, que no son beneficiosas. También ocurre con la carne, que contendrían también hormonas. La alternativa son los lácteos de cabra u oveja, y versiones vegetales enriquecidas en calcio.

Un consejo más para el manejo de la endometriosis

La nutrición no es el único abordaje. Una correcta gestión emocional, en caso necesario acudiendo al psicólogo, ayudará a gestionarlo. El profesional de la psicología ayudará porque muchas mujeres acaban teniendo problemas a nivel relaciones de amistades, pareja, ansiedad... La endometriosis no tiene un diagnóstico fácil, hay muchas visitas a médicos y mucha frustración.

Otro consejo es mantener buenos hábitos cronobiológicos: tener reguladas las horas de ir a dormir, evitar pantallas 2-3 horas antes de dormir, evitar estimulantes como té o café por la tarde-noche, hacer actividad más por la mañana y evitar actividad física por la tardes, porque te activa.

Eso ayudaría a que la melatonina estuviera en niveles óptimos para conciliar bien el sueño

La actividad física reduce tejido graso en la mujer, la expresión de la aromatasa también se ve reducida, la endometriosis en sí mejora, aparte de que el ejercicio físico en dosis moderadas puede llegar a ser analgésico. Practica yoga y estiramientos, mindfulness, y practica ejercicios del suelo pélvico con alguna profesional del suelo pélvico.

 


ES-NONF-00240