Concibe
05 Oct 2022
11 minutos

¿Cuál es la mejor edad para quedar embarazada?

¿A qué edad es mejor tener hijos? ¿Cuándo es el momento perfecto para hacer crecer la familia?

Esta es una de las preguntas que más se plantean las parejas jóvenes (y no tan jóvenes) hoy en día. Y a pesar de que biológicamente hay unos procesos que son incuestionables, la realidad social es algo que hoy en día lleva a muchas mujeres (y a sus parejas) a retrasar la edad en la que se convierten en madres.

Image
encuesta edad

Ser madre antes de los treinta, lo ideal

Las mujeres españolas revelan que les gustaría ser madres antes de los 30, en concreto, a los 28 años, según el estudio que Merck realizó con 1.501 mujeres de entre 20 y 45 años, “Encuesta Merck: Fertilidad en España. Deseos y Realidad”. Y es que este parece ser el deseo de la mayoría de las mujeres, que lo ven como una edad en la que estar estabilizadas. Pero la realidad que reflejan los datos es distinta.

La edad media de las españolas cuando son madres por primera vez

Y es que, a pesar de que el estudio que Merck realizó arrojara datos sobre los deseos de las españolas, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que este deseo no coincide con la realidad.

Y es que las mujeres españolas son madres por primera vez, de media, a los 32 años, más de 4 años más tarde de lo que expresan que les habría gustado.

Esta disonancia entre los deseos de las mujeres y la realidad, también se observa en la cantidad de hijos. Partiendo de los resultados que arroja el INE, el número de hijos por mujer (en 2020) fue de 1,19, a pesar de que ellas expresaron en la “Encuesta Merck: Fertilidad en España. Deseos y Realidad” que el número de hijos que les gustaría tener es de 2,1, casi el doble de lo que la realidad refleja.

Motivos por los que se retrasa la primera maternidad en España

En la mayoría de países occidentales, la caída de la maternidad y el aumento de edad a la que se tiene el primer hijo ha ido aumentando desde los años 70. (Mills et al.2011). Algunos de los motivos por los que las mujeres -y sus parejas, en el caso que las haya- deciden posponer su maternidad, según refleja el estudio de Merck son:

La estabilidad económica

Según la encuesta realizada por Merck, en un 95% de los casos, la razón económica es la que han esgrimido las mujeres como principal motivo por el que retrasan su primera maternidad. La mayoría de jóvenes hoy en día, y especialmente las mujeres, quieren estabilizarse, haber terminado los estudios, quizás estudiar másters o posgrados, y en ocasiones, casarse.

La flexibilidad laboral

Además, con la incorporación de la mujer al mercado laboral, hace ya décadas, es habitual que las parejas decidan esperar a tener el primer hijo hasta que ambos hayan conseguido unos trabajos estables, que, consecuentemente, les den una estabilidad económica, la primera razón de la edad tardía del primer bebé. De hecho, esta es la segunda razón que alegan las mujeres, y predomina en un 64% de las encuestadas.

El apoyo de la pareja en el cuidado de los niños

En muchos casos (44%), las mujeres han retrasado la decisión de la maternidad por quererse asegurar de que su pareja va a poder acompañarlas en este proceso. Además, el motivo económico también es la principal razón por la que, a pesar de que la encuesta revela que las mujeres españolas quieren de media 2,1 hijos, solo lleguen a tener 1,19 bebés, según datos del INE.

Consecuencias de retrasar la edad de ser madre

Retrasar la maternidad, a pesar de ser cada vez más habitual, es algo que también tiene consecuencias en la facilidad con la que se consigue el embarazo. Una mujer menor de 30 años, tiene una probabilidad del 85% de conseguir un embarazo en el transcurso de un año. A los 30 años, esta probabilidad es del 75%. A los 35, las posibilidades de conseguir quedarse embarazada en un año son del 66%, mientras que a los 40 años, la probabilidad desciende hasta el 44%.1

Según los datos que arroja la “Encuesta Merck: Fertilidad en España. Deseos y Realidad”, solo el 52% de las mujeres que son madres en España lo fue en el momento que deseaban (un 20% lo consiguió más tarde de lo que esperaba).

Curiosamente, y a pesar de que todos los datos apuntan a que los tratamientos de fertilidad son cada vez más comunes (por los datos de la encuesta, y por el aumento de la edad en la que las mujeres deciden ser madres por primera vez), hasta el 47% de las mujeres encuestadas reconoció que no habla con su entorno cercano (amigos y familia) sobre expectativas de maternidad, problemas para conseguir el embarazo, ni siquiera sobre tratamientos de reproducción asistida.

Según afirma el director de la Unidad de Fertilidad de Merck en España, Julio Varela, España es uno de los países líderes en reproducción asistida, ya que un 10% de los bebés que nacen lo hacen gracias a procesos de reproducción asistida.

Y no solo eso, sino que del 53% de encuestadas que manifiestan querer ser madres en un futuro, se lo han planteado en solitario, y que 8 de cada 10 recurrirían a tratamientos de reproducción asistida si fuera necesario.

Uno de los retos del futuro es, probablemente, conseguir que las parejas puedan hablar de forma abierta con su entorno de temas relacionados con la búsqueda del embarazo y los tratamientos de fertilidad, para permitir que nadie se sienta solo en estos procesos.


 
REFERENCIAS
  1. Mills, M., Rindfuss, R. R., McDonald, P., & Te Velde, E. (2011). Why do people postpone parenthood? Reasons and social policy incentives. Human reproduction update, 17(6), 848-860.

 


ES-NONF-00301